Comentarios del Dr. Alexander Luzardo sobre aprobación de la Ley Orgánica de la Megareserva de Agua Dulce y Biodiversidad

La Asamblea Nacional de Venezuela aprobó y sancionó por unanimidad en segunda discusion “La Ley Orgánica de la Megareserva de Agua Dulce y Biodiversidad del Sur del Orinoco y la Amazonía”. Así lo informó el exsenador Dr. Alexander Luzardo Nava, autor del proyecto, en el programa radial en el Circuito Venezuela que dirige Jesús Rafael Sulbarán, efectuado el domingo dos de diciembre 2018, a las 2 y 30 de la tarde. En el programa resaltó el decidido respaldo al proyecto por todas las fracciones politicas del texto elaborado en el 2016, con algunas modificaciones, luego que el gobierno de Maduro, lanzó el decreto 2248 el 24 de febrero de 2016, que afecta el 12% del territorio nacional, pues abarca 111,745 kilómetros cuadrados, superponiéndose y desafectando de facto, las más importantes áreas protegidas del sur del Orinoco, particularmente la Reserva Forestal de Imataca, gran parte de la cuenca del Río Caroní, el Parque Nacional Caura y el Monumento Natural Guanay.

La ley orgánica de La Megareserva crea un gran corredor ecológico, al cual denomina “área de especial importancia ecológica”, que agrupa a todas las Áreas Bajo Régimen de Administración Especial (ABRAE) o áreas protegidas, ubicadas en los estados Bolivar, Delta Amacuro y Amazonas, originalmente creadas por decreto del ejecutivo desde 1961 (Imataca y Canaima) hasta los decretos de los tepuyes, el Parque Parima Tapirapeco y la Reserva de la Biósfera Alto Orinoco Casiquiare entre los años 1990 y 1991 y más recientemente el Parque Nacional Caura en 2018 que absorbió la reserva forestal con el mismo nombre, medida que tambien incluía el proyecto de ley.

La ley desarrolla las disposiones ambientales de la constitucion de 1999 (artículos 127,128,129,304,327) definiendo las aguas y la biodiverdidad como bienes insustituibles para la vida, las cuales tienen preeminencia sobre cualquier otro, en el marco del derecho transgeneracional y de la sustentabilidad.

En la Megareserva se crean novedosas figuras, tales como la Reserva de la Biósfera Imataca con la misma extención actual, la Reserva de Biósfera del Caroní, la cual abarca toda la cuenca que incluye el Parque Nacional Canaima, la Reserva Forestal la Paragua (que ahora pasa a ser el Parque Nacional la Paragua), la Zona Protectora Sur del Estado Bolívar.

Se crea una Zona Protectora Costera del Orinoco adyacente de 50 kilómetros de ancho sobre la margen derecha del sur del rio, y de largo desde la desembocadura del rio Cuchivero en el rio Orinoco hasta la desembocadura del Orinoco en el Oceano Atlántico en el Delta, a fin de proteger los bosques, la biodiversidad, los paisajes naturales y las aguas sin desmedro de las actividades agropecuarias, agroecológicas, recreativas, culturales, cientificas, educativas, tecnológicas y urbanas sustentables, reforestación y actividades pesqueras acuícolas.

La ley aprobada por la asamblea prohibe la minería, el uso de mercurio y el cianuro en los parques nacionales, monumentos naturales, las tierras y habitat indígenas y demás áreas protegidas que forman parte de la Megareserva de Agua y Biodiversidad.

Asimismo reconoce la demarcación sustentable de las tierras ancestralmente habitadas por pueblos y comunidades indígenas, pero con exigentes responsabilides ambientales, ya que el derecho ambiental regula todo tipo de propiedad y actividad en función de la supervivencia del planeta. No se puede permitir que se implosione las áreas protegidas desde su interior utilizando otros derechos.

Se trata en todo caso – dijo Luzardo, quien también fue el autor del Proyecto Original de Pueblos Indígenas en 1987, corredactor de la Ley Penal Ambiente de 1992 y autor de las normas ambientales constitucionales – del desarrollo de la tesis de la función ecológica de la propiedad, la cual va más allá de la función social y económica, en todo caso, se imbrica en la concepción de la sustentabilidad.

La “Ley Orgánica de la Megareserva de Agua Dulce y Biodiversiada del Sur del Orinoco y la Amazonía” deroga de manera expresa el decreto 2248, Zona de Desarrollo Estratégico Nacional Arco Minero del Orinoco, emitido por el Presidente Maduro el 24 de febrero de 2016, el decreto 3110, denominado Plan de Ordenamiento y Reglamento de uso de la Reserva Forestal de Imataca, emitido por el Presidente Hugo Chavez (antes decreto 1850) el 22 de septiembre de 2004 y el decreto 2231 del 10 de febrero de 2016, emitido inconstitucionalmente por Nicolás Maduro, mediante el cual se crea la Compañía Anónima Militar de Industrias de Mineras Petroleras y Gasíferas (CAMIMPEG).

En síntesis se trata de la derogación del Arco Minero extractivista, de la minería militar y la intervención minera en Imataca, mensaje este para toda Venezuela y la comunidad internacional.

El proyecto fue discutido a lo largo de tres años, siendo discutido en universidades, organizaciones ambientales, sociales, indígenas, con ex ministros del ambiente, partidos políticos, medios de comunicación, circuitos y estados de los parlamentarios integrantes de las comisiones de la Asamblea Nacional, Colegio de Ingenieros y otros gremios, expertos en distintas áreas, las comisiones mixtas de seguimento de los efectos del Arco Minero presidido por el diputado del estado Bolívar, Américo De Grazia, quien realizó un intenso trabajo de dirección, elaboración y consulta, denunciando también las masacres en Tumeremo y el ecocidio en general. Fueron tomados en cuenta todas las opiniones emitidas por organizaciones políticas, sociales, ambientales, indígenas, académicas entre los años 2016, 2017 y 2018, así como la historia de los últimos treinta años relacionados con la temática de la minería, el ambiente y los pueblos indígenas, así como la opinión de los diputados Julio César Reyes, vice presidente y el diputado Ramón Flores, presidente del Parlamento Amazónico, los diputados del estado Bolívar Francisco Sucre y Luis Silva, la diputada del estado Monagas Maria Gabriela Hernández, el diputado del estado Yaracuy Luis Parra, miembro de la comision mixta y presidente de la Comisión de Ambiente, la diputada Gladys Guaipó, presidenta de la Comisión de Pueblos Indígenas, el diputado Romel Guzamana del Circuito Indígena de Amazónas-Apure

La ley contó con el respaldo decidido del presidente de la Asamblea Nacional, diputado Omar Barboza, quien hará llegar de manera formal el texto al cuerpo diplomático acreditado en el país, a la Conferencia Episcopal y al Papa Francisco, quien ha convocado un Sínodo de Opispos en Roma en el 2019, cuya temática será la Cuenca Amazónica.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *